16.2 C
Buenos Aires
miércoles, octubre 21, 2020

Emile N’Tamack, recuerdos, vivencias y opiniones de una leyenda del rugby francés

Emile N’Tamack, una leyenda del rugby francés y mundial, está de gira por Sudamérica, invitado por la gente de Stade Toulousain Chile, dictando clínicas y charlas en las que promueve el juego de “continuidad, velocidad e intensidad” que distingue al club en el que hizo toda su carrera profesional.

View this post on Instagram

¡ INVITACIÓN ESPECIAL ! 👌🏼🏉⚫️🔴 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ Cada vez queda menos para que @emilentk aterrice en nuestro país, donde estará entre el 3 y el 12 de Marzo realizando clínicas deportivas y charlas alrededor de nuestro país🤩🇨🇱 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ Si aún no compras tu entrada para la clínica en Santiago del 10 de marzo, puedes hacerlo por @passline_oficial 👈🏼. Además, si quieres cotizar para precios por grupos o colegios, contáctanos al mail c.alarcon.stchile@gmail.com 🇫🇷💪🏼 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ¡ No te quedes fuera de este inolvidable evento !🤗🏉🔴⚫️ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ¡ Atentos a nuestros amigos de Concepción que pronto les daremos una sorpresa !🇫🇷🇨🇱🏉 Produce: Stade Toulousain Chile y @altronechile Colabora: @rugbiers_ @rugby.aruco @teamchile_coch

A post shared by Stade Toulousain Chile (@stadetoulousainchile) on

Cerca de cumplir 50 años (el 25 de junio) La Pantera está a cargo del Centro de Formación del club más grande de Europa y habló con www.rugby.com.ar sobre sus recuerdos, vivencias y su opinión del rugby actual.

El primer capitán en levantar la Copa de Europa, en 1996, se enorgullece cuando habla del presente de su club: “Stade Toulousain es un gran club. Actualmente somos los últimos campeones de Francia y estamos clasificados a los cuartos de final de la Copa de Europa. Hace dos años cambió el presidente, eso generó varios cambios en el club y estamos en una nueva dinámica, muy positiva. Somos campeones de Francia con el primer equipo, también con los juveniles, el centro de formación está en alza y en estos días fuimos campeones con el seven femenino”.

Emile N’Tamack con el chileno Danko Alarcón, su anfitrión en Sudamérica (Foto: Martina Suárez Lago)

Tras una exitosa carrera en la que ganó dos veces la Copa de Europa y otras 7 el famoso Bouclier de Brennus (trofeo que recibe el campeón de Francia) Emile inició una larga trayectoria como entrenador: “Soy profesor de educación física y cuando dejé de jugar me dediqué a trabajar con los jóvenes en el club, después estuve en los equipos juveniles de Francia, que fuimos campeones del Mundial M21 en 2006, luego integré el staff del seleccionado mayor y hace un par de años volví al club en el que fui capitán e hice toda mi carrera. Solo por dos años, cuando dejé de entrenar al seleccionado, y en Toulouse no había lugar para mi, estuve como entrenador en Bordeaux”.

El ex wing o centro compartió el staff de Francia con Gonzalo Quesada, actual entrenador de Jaguares: “Yo lo convoqué para que trabaje con nosotros en el seleccionado. Lo llamé, nos reunimos con el coach que era Marc Lievremont y nos pusimos de acuerdo. Gonzalo no solo es un gran entrenador y ha aprendido mucho sino que es una buena persona, tiene un gran corazón y es muy generoso. La técnica se puede aprender pero lo difícil es que los jugadores te sigan y Gonzalo es uno de esos entrenadores a los que los jugadores los siguen”.

Gonzalo Quesada formó parte del staff de Francia hasta el Mundial 2011.

N’Tamack es de le generación de jugadores que vivió la transición del amateurismo al profesionalismo: “Cuando no me pagaban me entrenaba y jugaba de una manera, y cuando empezaron a pagarme seguí haciéndolo de la misma forma. Fue un cambio paulatino porque todos tenían su trabajo y nos entrenábamos a la noche, como lo hacen actualmente en el rugby amateur. De a poco los jugadores empezaron a tener más tiempo para dedicarle al juego y a entrenarse más y mejor, pero fue un proceso de 4 o 5 años”.

Retirado del rugby en 2004, el padre del actual apertura de Francia, Romain N’Tamack, destaca los cambios que ha sufrido el juego en todos estos años: “Ha cambiado mucho. Lo principal es que esta es una generación de jugadores que creció en el profesionalismo y tiene otra mentalidad. El rugby es más universal, muchos jugadores de todo el mundo juegan en nuestro país y el espíritu más familiar que reinaba en nuestra época ha cambiado. Hoy hay un contrato, te pagan por uno o dos años y solo tenés que dedicarte a jugar”.

El rugby que vive mi hijo es muy distinto al que yo viví pero eso es normal, es otra generación y otra mentalidad. Los jóvenes de hoy están con su teléfono y los auriculares, ni hablan mucho entre ellos, mientras nosotros jugábamos a las cartas. También son mucho más profesionales, se cuidan en las comidas, en el descanso y su rendimiento está medido permanentemente”

View this post on Instagram

Une histoire de famille.

A post shared by Romain Ntamack (@ntamackromain) on

Respecto de que jugador actual se parece a lo que fue él en los 90, respondió con ironía: “Romain (su hijo) es mucho mejor que yo. No sé, puede ser Vakatawa (Virimi) un jugador que quizás no es el mejor pero puede desequilibrar en cualquier momento”.

A lo largo de la historia Los Pumas vencieron 14 veces a Francia, la primera en 1985 y la última en 2016, sin embargo Emile se mantuvo invicto ante Argentina entre 1994 y 2000: “Yo nunca perdí contra Los Pumas, tuve mucha suerte porque siempre eran partidos muy duros. Jugamos casi todos los años en 1995, 96, 97, 98. Fue la época de la Copa Latina. Recuerdo algunos partidos en Ferro Carril Oeste con toda la gente alentando ‘Pumas, Pumas’ y también fuimos a Tucumán, ahí si que era difícil jugar. Tengo muy buenos recuerdos”.

Contra Los Pumas en los cuartos de final del Mundial 99.

Lisandro Arbizu era un jugador con una destrezas formidables, estuve varias veces con él cuando entrené en Bordeaux. Yo quise que lo llevaran a jugar con nosotros al Stade Toulousain. Otro muy bueno era Felipe Contepomi”

Como un histórico del Stade Toulousain tiene un gran recuerdo de dos argentinos que dejaron su huella en el club: Patricio Albacete y Omar Hasan: “Pato fue un gran jugador, fuerte y muy sólido. Un líder. A Omar lo veo muy seguido porque vive allá, siempre digo que es muy fuerte y a la vez muy tranquilo. Tiene un gran corazón y es muy gentil”.

En Liceo RC, en Mendoza, con el ex puma Miguel Bertranou y Germán Fernández

En sus 46 partidos con la camiseta bleu, N’Tamack disputó dos mundiales y en ambos llegó a semifinales, disputando dos partidos históricos: “Uno es un recuerdo malo y el otro es muy bueno, pero con el paso del tiempo creo que los dos ya son un lindo recuerdo”, aclara.

El primero fue la ajustada derrota ante los Springboks, en Durban, bajo un verdadero diluvio: “En aquel Mundial de Sudáfrica en 1995 la política pesó para que Sudáfrica gane, por todo lo que estaba ocurriendo en el país. Nos perjudicó el arbitraje y no entendíamos porque pero políticamente tenía que ganar Sudáfrica, incluso pasó algo similar en la final contra los All Blacks que en ese Mundial eran los mejores. Hoy pienso que si eso sirvió para ayudar a todo un país está bien que las cosas hayan sido así”.

Como hijo de africano (su padre es camerunés) la visión de N’Tamack sobre Sudáfrica es crítica: “Es un país que no ha evolucionado. Lo que pasó en 1995 era el fin del apartheid y pensábamos que después de eso el país se uniría pero todavía sigue igual y sigue habiendo mucha desigualdad. Antes no veías negros ni en las tribunas y hoy si tienen más jugadores negros pero porque tienen calidad. Me parece algo positivo que el capitán del equipo campeón del mundo (Siya Kolisi) haya sido un negro”.

N’Tamack hizo toda su carrera profesional en el Stade Toulousain y jugó 46 tests para Francia (Foto: Martina Suárez Lago).

La otra semifinal que tuvo a N’Tamack como protagonista fue la victoria ante los All Blacks en 1999: “Es el mejor recuerdo y seguramente el mejor partido en el que jugué. Ganarle a Nueva Zelanda en la semifinal de la Copa del Mundo no es algo de todos los días. Tuve el privilegio de jugar seis veces contra los All Blacks y ganar cuatro veces, pero unos meses antes de esa semifinal nos habían ganado por 50 puntos. Fue como un sueño”.

Hoy hay muy buenos jugadores pero no existe uno como Jonah (Lomu). Tenía una fuerza, una potencia y una velocidad únicas”

Para terminar, la pregunta obligada es si su hijo Romain podrá ganar la Copa del Mundo que él estuvo cerca de obtener: “Ojalá. Sería algo fantástico por él y por Francia. Ya jugamos tres finales y en la cuarta ya deberían darnos la copa. Ganar el Mundial 2023, y en casa, sería un sueño”.

 

 

Related Articles

Rugby y vinos: dos pasiones que se unen

Una línea de vinos que busca expresar el significado que el tiempo y la amistad tiene para quienes disputaron mil batallas durante...

Los Pumas salen de la burbuja para jugar amistosos en Australia

Los Pumas comenzaron su tercera semana de entrenamientos en Australia y este martes 20 de octubre saldrán de la burbuja para intensificar...

Argentina XV: con mucho para mejorar

"Tenemos muchas cosas que mejorar. Vamos a hacer una fuerte autocrítica para prepararnos para el próximo partido. Nos dimos cuenta que falta...

1 COMENTARIO

Comments are closed.

Stay Connected

20,829FansMe gusta
2,390SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles

Rugby y vinos: dos pasiones que se unen

Una línea de vinos que busca expresar el significado que el tiempo y la amistad tiene para quienes disputaron mil batallas durante...

Los Pumas salen de la burbuja para jugar amistosos en Australia

Los Pumas comenzaron su tercera semana de entrenamientos en Australia y este martes 20 de octubre saldrán de la burbuja para intensificar...

Argentina XV: con mucho para mejorar

"Tenemos muchas cosas que mejorar. Vamos a hacer una fuerte autocrítica para prepararnos para el próximo partido. Nos dimos cuenta que falta...

Sudáfrica se bajó y el Rugby Championship será un Tri Nations

Finalmente, tal como se especulaba, los Springboks, actuales campeones del mundo y defensores del título en este certamen, no jugarán el Rugby...

Argentina XV, el primer desafío del rugby argentino después de la cuarentena

Si el último partido de un equipo argentino antes de la pandemia fue el que Ceibos jugó ante Selknam en Santiago de...