miércoles, junio 23, 2021
InicioProtagonistasFacundo Bosch: "No llegamos tan lejos para quedarnos así de cerca"

Facundo Bosch: “No llegamos tan lejos para quedarnos así de cerca”

Facundo Bosch se sumará en pocos días a la selecta lista de jugadores argentinos que disputaron la final de la Champions Cup, el máximo trofeo de Europa a nivel de clubes, cuando su equipo, La Rochelle, enfrente en Twickenham al Stade Tolousain.

El hooker formado en Náutico Necochea, Uni de Mar del Plata y CUBA disfruta de su gran presente en Francia y habló largo y tendido en el canal de twitch de #EdenPark sobre su presente, su futuro y su ilusión de poder tener las oportunidades que se merece en Los Pumas.

El proyecto de La Rochelle: “Creo que es importante hablar un poco de La Rochelle como club porque desde que empezó a crecer lo hizo de una manera súper estable. No es que vino, como pasó no sé en Racing o en otros clubes, un tipo que puso la guita y empezaron a subir. El club fue poniéndose objetivos a 5 años, primero para subir al Top 14, después para hacer un centro de alto rendimiento con los estándares internacionales y después otros 5 años para tratar de ganar un campeonato. Todo eso, sumando que absolutamente todos los sponsors son de la Charente-Maritime, es decir de la región de La Rochelle y alrededores. La mayor cantidad de plata viene de esos sponsors, desde el presidente que es uno de ellos para abajo. Pero en general el del club es un proyecto muy estable y se va a seguir manteniendo. Con la pandemia, el 95% de lo de los sponsors se quedaron. A nivel financiero el club está muy bien y los objetivos se cumplieron: en 4 años subieron al Top 14 ya que bajaron en el 2010, subieron en 2012 y se quedaron en el 2017, después hicieron el Centro de Entrenamiento de Apivia Parc que es increíble y finalmente empezaron a armar un buen equipo, y a crecer en el juego porque se dejó de ser un equipo que tiene jugadores fuertes y grandes para empezar a jugar más con la pelota”.

“La verdad es que que hay un muy lindo grupo, y los entrenadores hicieron un buen trabajo para crear ese grupo de gente de calidad. Creo que por ese lado viene esa energía que se percibe desde afuera”.

Los hinchas: “Tenemos un estadio para 16.000 personas, hay 13.000 abonados y quedan solo 3.000 lugares disponibles. Creo que hay una lista de 2 años para para ser abonado y hay solo 3.000 entradas que se venden siempre. Cuando tenés un estadio lleno todos los partidos, y creo que antes del covid llevábamos 52 partidos seguidos con el estadio lleno, pasar de repente a 5.000 personas y después a nada, fue muy raro y tuvimos que acostumbrarnos. No nos salió tan mal por como vienen la cosas, pero está claro que se extraña”.

La dirigencia: “Generalmente cuando un equipo está en un buen momento es que desde el presidente para abajo tiran todos para el mismo lado. Por eso cuando vino esto del covid los dirigentes vinieron y dijeron claramente ‘esto es lo que necesitamos de cortarles el sueldo para poder sobrevivir’. Y se cortaron el sueldo tanto el presidente, como el gerente, los administrativos y los jugadores”.

El juego: “Estamos metiendo mucho énfasis en la defensa o como le dicen acá al ataque sin pelota y para eso hay que estar bien preparados físicamente para poder subir y bajar durante los 80 minutos, manteniendo una defensa agresiva. Después, una vez que tenemos la pelota, la palabra que usamos es expresarse en el ataque. En definitiva lo lindo del juego es tener la pelota y no tener que defender todo el día”.

El staff:En el staff hay bastante gente, pero es lo que necesitás para atender a 40 jugadores durante una temporada que es muy larga. Creo que el año pasado todavía las cosas en el staff no estaban tan ordenadas y de a poco fueron encontrando una buena dinámica de trabajo entre ellos”.

El aporte de O’Gara:Ronan va a quedar como head coach la temporada que viene porque Jono Gibbes se va a Clermont. Él ahora se ocupa más del juego, primero de la defensa y de a poquito fue tomando la responsabilidad también del ataque. Yo personalmente me  llevo muy bien con él pero es una persona bastante particular y muy exitista. Si él cree en vos te lo va a decir en la cara y si piensa que no estás al nivel también te lo va a decir. Es súper transparente”.

“de Crusaders, a nivel mental, Ronan (o’Gara) trajo esa capacidad que tienen ellos para estar siempre en partido, para no quedarse lejos en el resultado sabiendo que el buen momento ya va a venir. cuando el rival juega bien hay que saber aguantar la presión y cuando tenemos la oportunidad hay que saber aprovecharla al máximo”.

La defensa: “Algo que también impuso Ronan, nos costó al principio y ahora me parece que es el mejor sistema, es que en defensa solamente mirás la pelota, casi no mirás al jugador de enfrente. El primero se pone a un metro o medio metro del ruck, el segundo a 3 metros y de ahí para afuera a 5 metros y todos miran la pelota. Ni bien sale la pelota, se anuncia un va y todos suben al mismo tiempo, siempre cerrando. Nos costó al principio porque estábamos acostumbrados a escanear lo que hay enfrente y con este sistema es como que te lo encontrás a último momento, pero generalmente el externo, si están bien los espacios y hay buena comunicación, te ayuda para que haya un doble tackle. Es como un contrasentido de lo que aprendimos toda la vida pero la verdad es que tiene bastante lógica y ahora en el equipo está instalado que cuando Ronan dice “Somos un equipo…” alguno tiene que responder “que mira la pelota”.

Will Skelton: “Fue un gran aporte al equipo, dentro y fuera de la cancha. Le costó un poco adaptarse pero se sabía igualmente que iba a ser titular y siempre trabajó mucho. Siempre invita a su casa, organiza reuniones o el mismo cocina para el resto del equipo. Es un tipo que le hace muy bien al grupo y desde que empezó a jugar y a acostumbrarse al equipo ha sido fundamental. Después, con la pelota es un tipo completísimo y a veces lo que sorprende es que es muy inteligente. Lo único que le falta es que pesa demasiado y en el line no salta, pero bueno, compensa con todas las otras cosas que hace”.

La columna vertebral neocelandesa: “Siempre que tenés una buena columna vertebral el equipo funciona mejor pero la verdad es que cuando juega Greg Aldritt de octavo o Jules Plisson de diez el equipo también está andando. No te puedo decir que son indispensables porque tenemos un plantel de 40 jugadores que están a la altura pero Tawera (Kerr-Barlow) me parece un jugador extraordinario que lee el juego como pocos y si tirás una buena línea sabés que él te va a encontrar, con Ihaia (West) los tres cuartos también dicen que es muy fácil jugar y Victor (Vito) tiene esa clase que le permite hacer cosas que definen un partido. ¿Si ellos podrían jugar en los All Blacks? Creo que Tawera 100%, Vic es un poco grande y tuvo varias lesiones pero volvió en un nivel extraordinario. No sé si él está pensando en eso pero probablemente, por su nivel, podría ser convocado. Creo que él y Kaino (Jerome), con 34 y 37 años, están a un nivel bárbaro y podrían aportarle mucho a Nueva Zelanda”.

El proyecto de La Rochelle:La Rochelle supo aprovechar muy bien cómo se vive el rugby en la ciudad. Por ejemplo, Agen no está mal gestionado pero tiene un problema grande y es que tiene a Toulouse y Bordeaux muy cerquita, y todos los sponsors se van con ellos dos. Pero tiene un proyecto bastante estable, con un presupuesto bastante más bajo, y siempre van a estar arriba del Pro D2 o abajo en el Top 14″.

Los argentinos en Francia: “En general juegan todos bien. Ahora vamos a ver a Choco (Santiago Chocobares) y a Juanchi Mallía juntos en Toulouse y estoy contento por ellos pero no se si puedo decir que hay uno que esté destacándose más que el resto o que me haya llamado la atención en esta temporada. Creo que cuando Facu Isa está en forma hace mucho la diferencia y para mí Guido (Petti) te simplifica muchas cosas en el equipo. Acá se necesitan esos segundas líneas de 2 metros y 130 kg. por eso lo hacen jugar de 7, pero puede hacerlo de segunda línea perfectamente”.

Jugar de tercera línea: “Este año jugué un solo partido y el año pasado como seis más. No sé si me perjudica para estar en Los Pumas porque no estoy en la cabeza de los entrenadores ni nunca lo hablé con ellos pero, aunque me gustaría jugar siempre de hooker, por mis características a veces los entrenadores se ven tentados a ponerme de tercera línea y como soy parte de un equipo no me sale decir que no”.

Los cambios en su carrera: “Capaz que el más díficil fue el de la URBA a Jaguares porque fue el que que más tiempo tardó y donde menos jugué, no se si por la confianza que no le di a los entrenadores o que no me dieron ellos, o un poco las dos, o porque tal vez no estaba preparado. Yo me sentía bien pero seguramente me faltaban algunas cosas. Al menos físicamente me sentía preparado y cuando me vine a Agen jugué y me sentí bien”.

Los Pumas: “Estoy con muchas ganas, como siempre. La verdad es que con el covid lo único que me gustaría es poder volver a Argentina un par de semanas a ver a mi familia y a mis amigos porque hace dos años que no puedo. Física y mentalmente me siento muy bien y en lo personal estoy buscando desde hace un año y medio una ventanita, desde que empezó todo esto de la pandemia, para poder casarme. Por ahora en julio, ante la posibilidad de que me llamen no puedo poner la fecha. Después, jugar para Argentina es lo que quiero siempre y lo que buscaba desde el momento en el que decidí venir a Francia. Si se da, bienvenido y voy a estar preparado, pero bueno, no depende de mí”.

El Tri Nations: “Fue muy bueno todo en el primer partido y después realmente se me hizo un poco largo, no voy a mentir. El equipo estaba en un momentazo y se sentía una energía muy linda pero bueno yo había ido para jugar y no tuve los minutos que quería, así que al final se hizo un poco largo”.

Sus pocos minutos en Los Pumas: “No estoy en la cabeza de los entrenadores, simplemente no les daré la confianza suficiente. El entrenador siempre quiere ganar y si no me pone es porque no cree que puedo ayudar a eso. No tengo otra respuesta porque me siento preparado, pero bueno, capaz que hay cosas que todavía tengo que mejorar. No tuve minutos así es que quizás tenga que tener mejores entrenamientos o mejores sesiones de scrum y line. Por ahora estoy tranquilo y tratando de hacer las cosas bien en La Rochelle”.

La Rochelle y los argentinos: “Tienen muy buenos recuerdos. Franco Pani estuvo varios años y lo tienen muy presente, Leandro Cedaro estuvo hace un tiempo, conmigo está el Cumpa Herrera y ahora viene Joel (Sclavi). Los argentinos siempre suman y acá están muy contentos de que vengamos. Acá hay bastantes más argentinos de lo que yo me imaginaba. La ciudad es chica, tiene 100.000 habitantes, y al principio no conocíamos a nadie pero de a poquito empezamos a encontrar muchos que se hicieron fanáticos del equipo”.

Hoy te digo que estoy orgulloso de haber llegado a la final de la Champions Cup pero hasta ahí porque quiero ganarla. No quiero estar orgulloso de llegar a una final. Te lo dejo en stand by y te digo que voy a estar orgulloso cuando la ganemos. No llegamos tan lejos para quedarnos así de cerca. Es un lugar de privilegio pero sería un privilegio real ganarla”.

La Champions y el Top 14: “Acá dicen que el Top 14 es una maratón y la Champions es una carrera de 100, 200 o 400 metros. En el campeonato sabés que hay partidos que vas a perder o no vas a jugar bien y en la Champions no te podés permitir eso. Son esos 100 metros en los que tenés de dar todo. Cuando pasás la fase de grupos, que es lo más complicado, es un partido que se puede ganar. Al final del día ahora queda un partido contra Toulouse y La Rochelle lo puede ganar perfectamente para salir campeón de Europa. Es eso, más allá de que es una final es solo un partido contra Toulouse y si lo ganamos somos campeones. Y en el Top 14 los playoffs son lo mismo pero para llegar hasta ahí el camino es larguísimo”.

La Rochelle vs. Stade Tolousain: “Los dos equipos están en tan buen nivel rugbístico que pase lo que pase la ciudad y la gente van a estar contentos. Obviamente todos quieren salir campeones pero no veo que haya una presión extra para ninguno de los dos”.

Le gusta ver rugby:Más que nada veo a los chicos. Ahora veo mucho de Leicester Tigers porque hay varios argentinos y está Tute (Moroni) que es amigo mío hace muchos años, pero también veo a Toulon o a París. No me importa tanto mirar rugby sino que hincho por la gente que conozco y quiero que le vaya bien a la gente con la que compartí cancha”.

El futuro:Tengo un año más de contrato y no creo que deje de jugar el año que viene. Por ahora no tengo nada concreto y me gustaría quedarme acá pero en el rugby profesional nunca se sabe. Me gustaría jugar en CUBA un poco más pero es complicado volver. No ver a mi familia me cuesta un montón pero quizás cuando deje el rugby me quede en Europa, no creo en Francia porque el idioma siempre es una barrera, quizás sea en España, aunque siempre está el sueño de volver un añito o dos a CUBA. Sería increíble”.

Ser entrenador:No es mi proyecto de vida cuando no juegue. Puede ser lindo pero tengo proyectos que muchas veces por el rugby dejé de lado. Si me pica el bichito puede ser pero en principio no me gustaría ser head coach, son gente rara y no los quiere nadie”.

Proyectos:Soy economista, me recibí antes de venir a Europa y siempre tengo ganas de hacer algo con eso, en finanzas. Puede ser acá o en Argentina, me gustaría hacer una empresa propia con algún objetivo social, pero lucrativo. Todavía no lo tengo claro”.

Artículos populares

Comentarios recientes

Roger Easdale on El 15 ideal: La Tablada
PATRICIO ROBINO on El 15 ideal: La Tablada