El Puente que une a dos clásicos adversarios

Tala y La Tablada son protagonistas de uno de los clásicos más importantes del rugby nacional. El derby cordobés no solo es el cruce entre dos de los clubes más ganadores de esa provincia (Tala tiene 23 campeonatos y Tablada 16) tanto a nivel local como nacional, sino un encuentro entre vecinos y adversarios que conviven dentro y fuera de la cancha.

 

Por su ubicación geográfica en la zona Norte de la ciudad de Córdoba (Tala está en Villa Warcalde y La Tablada estaba en Barrio Urca) los hinchas de ambos clubes tenían históricamente, el puente de Villa Warcalde como un bastión que pintaban con los colores del equipo que ganaba el clásico o cuando alguno de los clubes se consagraba campeón.

 

Hoy, no solo La Tablada tiene la sede de El Bosque (aún más cerca de Tala) sino que el clásico tiene desde el año pasado un trofeo en disputa y se trata una obra de la artista Alejandra Wilkosz, que simboliza el viejo puente con sus barandas pintadas con los colores de ambos clubes. Además, los palos -asentados sobre el puente- están enlazadas con una cuerda sosteniendo una pelota, como símbolo de unión y amistad entre ambas instituciones.

El Puente, un símbolo de los clásicos de los últimos años; motivo de unión y discordia, con pintadas y despintadas, dejó las viejas rivalidades (durante muchos años excesivas) en el pasado y hoy el puente es un símbolo de unión entre dos instituciones y la disputa queda solo dentro de la cancha y durante 80 minutos. Fuera de ella, los más grandes y cientos de chicos disfrutan de una tarde entre amigos alentando al club de sus amores.

 

Nada menos que el presidente de la UAR, Marcelo Rodríguez, fue quien entregó el trofeo la semana pasada y antes dijo: “El clásico de Córdoba es una fiesta del rugby”.  Esta última vez le tocó ganar a Tala pero el trofeo es itinerante y permanecerá en la sede del club vencedor hasta el próximo encuentro entre ambos, cuando vuelva a ponerse en juego.

Mirá el video con lo mejor del Clásico del Puente