Nueva Zelanda volvió a ser implacable con Australia

Los All Blacks, próximos rivales de Los Pumas, mantuvieron su invicto en lo que va del año al sumar su tercera victoria en igual cantidad de partidos ante sus eternos rivales australianos. El triunfo neocelandés de este domingo en Perth, por la 2da. fecha del Rugby Championship, fue por 38 a 21.

La diferencia contra los Wallabies de 6 tries contra 3, con un punto bonus como broche de oro, se suma a las registradas el mes pasado, primero con un ajustado 33-25 y luego con un más amplio 57-22, ambos en Auckland.

Will Jordan marcó uno de los tries de Nueva Zelanda.

Los tres veces campeones del mundo (se coronaron 1987, 2011 y 2015) llegan a sus dos próximos enfrentamientos con Los Pumas habiendo ganado los seis duelos que han disputado desde principios de julio, contando el que lograron contra Tonga (102-0) y los dos ante Fiji (57-23 y 60-13).

El clásico con Australia volvió a ser algo desigual, por más que el entrenador David Rennie había dicho que su equipo no mereció la diferencia recibida en tierras neozelandesas, los Wallabies volvieron a cometer errores que pagaron caro.

Australia recibió dos tries en un primer tiempo dominado por los All Blacks (el parcial fue 18-0) pese a que se quedaron con 14 hombres después de la expulsión del fullback Jordie Barrett por una patada en la cara contra Marika Koroibete a los 28′ del primer tiempo.

Jordie Barrett y esta jugada peligrosa que le costó la expulsión.

Nueva Zelanda estuvo en inferioridad numérica solo 20 minutos por la regla experimental aplicada en este torneo que permite la sustitución de un jugador expulsado después de cumplido ese tiempo. Pese a este contratiempo hizo la diferencia con los tries de David Havili y Jordie Barrett, dos penales y un gol de Beauden Barrett.

Los neocelandeses supieron sobreponerse a las ausencias de jugadores importantes como Richie Mo’unga, Aaron Smith y Sam Whitelock, sin olvidar la del capitán Sam Cane, lesionado y remplazado en ese cargo por Ardie Savea, quien lideró a los All Blacks por primera vez en su carrera.

En la segunda parte los Wallabies mejoraron y maquillaron el resultado con tres tries por intermedio de Folau Fainga’a, Nic White y Tom Banks.

Los All Blacks, de su lado, hicieron cuatro tries en la segunda mitad (los marcaron Will Jordan, Havili Anton Lienert-Brown y George Bridge), marcando sobre todo en contrataques y la diferencia habría sido mayor si hubieran tenido más precisión en sus remates a los palos.

Con este triunfo, Nueva Zelanda lidera el Rugby Championship por delante de Sudáfrica, el actual campeón del mundo.

El próximo domingo los All Blacks se medirán con Los Pumas, que los vencieron el año pasado en este torneo y los australianos buscarán ante los Springboks sus primeros puntos en la clasificación.

Deja un comentario

siete + 19 =