A Los Pumas les explotó la burbuja

Seis jugadores y un par de integrantes del staff de Los Pumas quedaron aislados en Kingscliff y sin poder ingresar a Queensland, al ser acusados de violar “restricciones sanitarias” por la pandemia del coronavirus, luego de un viaje interno en Nueva Gales del Sur, en Australia.

Los jugadores involucrados no podrán participar del encuentro ante el representativo local, por el Rugby Championship, programado para el sábado 2 de octubre, en Gold Coast.

Se trata de Sebastián Cancelliere, Joaquín Díaz Bonilla, Felipe Ezcurra, Pablo Matera, Santiago Medrano y Santiago Socino, quienes no se alistarán en el último compromiso del equipo albiceleste en el certamen. También están aislados el manager Lucas Chioccarelli y el analista de video, Rodrigo Martínez.

Mario Ledesma tendrá 6 jugadores menos a disposición para el cierre del Rugby Championship.

Más allá del contratiempo lógico que implica este episodio, Matera y Medrano son dos habituales titulares y Socino estuvo entre los 23 convocados en los últimos dos encuentros, por lo que representan tres bajas significativas para el equipo que dirige Mario Ledesma.

El diario australiano Courier Mail comunicó que “jugadores e integrantes del staff de Los Pumas” no pudieron regresar a la concentración, al no poseer la “documentación correspondiente a raíz de las restricciones sanitarias”, impuestas por el gobierno local.

Los Pumas han tenido un Rugby Championship para el olvido.

“Los jugadores y el personal tuvieron que pasar la noche en un hotel de Kingscliff, al sur de la frontera estatal, después de visitar Bryon Bay”, indicó la publicación Nine News. La distancia entre Gold Coast y Byron Bay es de 95km pero el problema es que está fuera de la jurisdicción de Queensland.

El viaje fue realizado en el día de descanso pero en las últimas horas Queensland aumentó las restricciones por la aparición de algunos casos de Covid e incluso se anunció que el aforo para la jornada final del Rugby Championship será reducido al 75% de la capacidad del estadio.

El comunicado de SANZAAR indica que el episodio es una violación directa de las actuales órdenes de salud del Gobierno de Queensland y del plan de bioseguridad del Rugby Championship y no podrán seguir participando ya que han violado las reglas del torneo.

La Unión Argentina de Rugby (UAR) emitió un comunicado en el que destaca que los jugadores involucrados están “en perfecto estado de salud, alojados en un hotel de la zona, a la espera de que sea resuelta su condición”.

El incidente pone nuevamente a Los Pumas en la mira por hechos ajenos al rugby.

“Por el momento, su única limitación es la imposibilidad momentánea de traspasar la jurisdicción estatal para volver a reunirse con el resto de los integrantes que permanece en Queensland”, agregó el texto.

“La UAR está realizando todas las gestiones necesarias a nivel institucional y prestando toda la asistencia para facilitar el regreso de los jugadores y staff a la mayor brevedad posible”, De todos modos SANZAAR aclaró que los aislados se unirán al resto del equipo el domingo para volar de regreso a Argentina.

La entidad organizadora del torneo dijo estar «muy decepcionado de que se haya producido una infracción de este tipo» y la UAR expresó que “se ha iniciado un proceso interno para esclarecer lo acontecido y determinar las responsabilidades correspondientes”, aclaró la UAR.

Los Pumas, que no consiguieron ningún triunfo y perdieron los cinco encuentros que sostuvieron en el torneo, se despedirán del Rugby Championship este sábado, a las 3.50, en el duelo que animarán frente a los Wallabies australianos, que le ganaron 27-8 el pasado fin de semana.

Deja un comentario

4 × 4 =