Los Pumas fueron superiores y vencieron con claridad a Gales

Los Pumas, alternando momentos de buen rugby con otros algo desprolijos, fueron claramente superiores y vencieron por 33 a 11 a Gales en el segundo test match entre ambos equipos que completó la ventana internacional de julio.

Matías Moroni, Tomás Cubelli y Pablo Matera marcaron los tries y el tucumano Nicolás Sánchez agregó 18 puntos a través de 3 conversiones y 4 penales para el equipo argentino que mejoró respecto del empate de la semana pasada ante el mismo rival.

Un buen ataque de los backs galeses terminó en el try de Owen Lane pero la respuesta argentina fue inmediata y tras un gran movimiento profundo llegó la conquista de Tute Moroni, que en su test match número 50 fue una de las figuras del seleccionado nacional.

El try marcó un punto de inflexión en el partido porque Los Pumas pasaron a dominar el juego, con muy buenos avances del pack que derivaron en un penal de Nico Sánchez y un try de Cubelli, otro de los destacados.

Cubelli llega al try con el apoyo de Bruni.

Un aspecto negativo del primer tiempo de Argentina fue no controlar las salidas y un penal en esa instancia (solo cometió 4 en la primera parte) permitió el descuento de Jarrod Evans.

El 17 a 8 parcial fue justo por el amplio dominio de posesión y territorio que tuvieron Los Pumas ante un rival que falló muy pocos tackles.

El segundo tiempo comenzó con algunas imprecisiones y un nuevo penal de Evans que achicó la diferencia a 6 puntos (17-11) pero los errores fueron de ambos lados y Sánchez sumó otros 3 puntos a los palos antes de que el full back galés Hallan Amos fuera amonestado por cargar en el aire a Santiago Carreras.

Rodrigo Bruni fue uno de los mejores en toda la ventana de julio.

Otro penal del tucumano le dio tranquilidad a Los Pumas en el resultado pero no en el juego que siguió siendo muy desprolijo.

Un penal de Sánchez desde atrás de mitad de cancha pegó en el palo, luego el propio apertura aumentó la distancia y finalmente llegó el try de Pablo Matera para asegurar el 7mo. triunfo argentino ante los galeses, el tercero en Cardiff.

De hecho el último triunfo de Los Pumas frente a los Dragones Rojos había sido en ese mismo escenario en 2012 y la victoria marcó el resultado más abultado en el historial, que ahora registra 13 triunfos británicos, 7 argentinos y un empate en 21 enfrentamientos.

Tal vez ese dato estadístico y lo hecho en parte del primer tiempo fue lo más destacado de Los Pumas en toda la ventana de julio en la que terminaron invictos.

Fotos: UAR/Gaspafotos.

Deja un comentario

tres × tres =