, ,

Familias del Rugby : Los Tordos Rugby Club

Padres, hermanos, tíos e hijos, cada club tiene Familias y apellidos que son sinónimo de la Institución.


Bertranou, un apellido sinónimo del club. ( foto VillarPress )

Los Tordos, un estilo de vida.

Un club con 56 años de vida y que ya tiene tanto en su haber, fundado por amigos con muchas ganas y muy inquietos reunidos en la casa de Benito González, ahí estaban los O’ Donnell, Jofré, Donna, Benegas, Bunge, Briggs, Casale, Galeano, De Rosas, Verdaguer, todos ellos y otros tantos buscando un mejor lugar para disfrutar de un deporte único, amparado en la familia y por supuesto los incondicionales amigos.

Familias enteras como los Pontis, Carbonell, Bancalari, Bertranou, García, Orrico, Baeck, Bustos, Genoud por citar sólo algunos de los apellidos que nutren al club con generaciones de jugadores, árbitros, dirigentes, padres e hijos, primos y amigos que gracias a ellos hoy la institución Azulgrana es una de las más grandes y reconocidas a nivel país.

Mis amigos y compañeros de colegio Andrés Fourcade y Eduardo Cassone me llevaron a jugar al rugby, tenía 8 años cuando toqué por primera vez una pelota ovalada, en esa época conocí a mis primeros entrenadores, el “Cura” Carreño, el “Tano” Magis y más tarde al histórico “Pepe” Danza, contaba Ramiro “Huevo” Pontis.

 

“Ver a mis hijos jugando en el club es la gran alegría que todo padre quiere transmitir a sus hijos, que es el cariño y la pasión por el Club, el resto es seguir trabajando desde cualquier lugar que se necesite aportando con humildad mi granito de arena.”

El relato de del Huevo no para y recuerda que a lo largo de los años también lo formaron a él y a miles de chicos, personas como Patricio Edwards, Alfredo Ferrin, Jorge Fahnoe y el “Beto” Jofré, sin dudas un prócer, a los 17 años arrancó como entrenador, aprendió de grandes tipos como Carlos María García, el “Lupín” Lizarraga y Juan Aliaga entre otros.

Baluartes como Julio Cano, la amistad y el respeto personificados, un tipo querido por todos, entrenador que irradiaba energía y alegría todo el tiempo, un accidente lo mandó de gira pero su espíritu reina en el club y en el nombre de su torneo infantil.

El “Gordo” de pesca

El nombre del torneo de transición de la unión podría llevar el nombre de Carbonell, que te parece si lo implementamos el año que viene? Perfecto, está hecho, Douglas Leicester Carbonell, el hombre tuvo un pasado de lujo en Peumayén colaborando en su fundación, hoy su hijo “Willy” da presencia en el club con su rica historia.

Martín Grau, garra y fortaleza, uno de esos jugadores que nacieron distintos, pumita de máximo nivel, tan recordado que el club Belgrano de San Rafael organiza un encuentro infantil con su nombre desde hace 20 años, en el año 1993 su vida se extinguió en una operación de muñeca, nadie lo olvidará jamás.

Carlos Lizarraga, el Lupín dejó un legado que hoy se transmite generación tras generación, fue entrenador del seleccionado de Cuyo, quien no recuerda la victoria ante Inglaterra en 1990, además participó activamente como dirigente de la UAR, en 2005 dijo adiós por un cáncer de pulmón.

Los primeros en jugar rugby profesional y representar a los combinados nacionales fueron Pablo Cremaschi, Matías Brandi, Miguel Bertranou, además hubo épocas doradas para jugadores distintos como Germán Bustos jugando casi una década en el Rovigo de Italia, Fernando Higgs participando de varios circuitos de Pumas Seven o Federico Genoud en Los Pumas enfrentando a los British & Irish Lions en aquel emblemático empate en Cardiff.

German Bustos y Miguel Bertranou
Federico Genoud

 

Juan Baeck y su hermano Marcos, el primero un tercera línea de aquellos, rústico, potente que defendió la camiseta Azulgrana en los 80, Marcos jugó mucho rugby, pero en otro equipo, sí, en otro equipo, militó en los Azules de Teque, hoy el legado continúa con Andrés Baeck, después de varios años en primera anda por Europa jugando rugby en el Independiente de España.

Ramiro Pontis, es hoy uno de los grandes amigos que ha pasado por todos los estamentos del club, como jugador, entrenador, árbitro, dirigente y actualmente presidente, además sus hijos Bautista, Santiago, Andrés y Ramiro juegan actualmente en juveniles y plantel superior, estas cosas reflejan el verdadero sentimiento de aquellos que van dejando una marca en el tiempo.

Los Tordos fue el primer club de Mendoza que comenzó a celebrar sus reuniones de camadas desde hace 10 años atrás, hoy es un sello del club donde los recuerdos y anécdotas inflan pecho, desparraman lágrimas y las risas no tienen fin, todos reunidos en el quincho del club, los viejos, los jóvenes, los nietos y las mujeres, por supuesto, sostén fundamental para todos ellos.

Camada del ´46
Camada del ´65
Camada del ´74

Los García, jugadores, dirigentes y hasta periodistas, que familia grande, Pedro fue y es un importante dirigente que en épocas de transición en el rugby nacional, supo batallar en su rol de presidente de la URC, su hijo Pedrito, uno de los nombres más preparados del rugby moderno si los hay, su primo Juampi escribe de rugby en un diario local, más García jugando años en el club, el “Mimi” y el “Chicho” siempre a un costado de la cancha alentando sin parar.

Dicen que los mejores momentos del ser humano pasan por las emociones en base a sacrificio y sentimientos, pues sin dudas que en Los Tordos eso lo tienen muy en claro y cuidan de todos y cada uno de sus integrantes.

El 9 que brilla, arrastra el apellido de otro que fue Puma, Gonzalo es el hijo de Miguel, el pibe sabe dónde está, experiencia en el Súper Rugby y un futuro en elencos nacionales sin final, Bertranou es sinónimo de constancia y talento natural.

Miguel es hoy Manager Pladar Oeste en Union Argentina de Rugby

El “Gucho” y el “Pluto”, dos hermanos que jugaron siempre, la dinastía Orrico continúa con Ignacio y Agustín en el plantel superior, siempre escuchando los consejos de los grandes y sus experiencias en el carril Urquiza.

Uno de los momentos más felices que varios deben recordar fue seguramente la obtención por primera vez de un título de primera división, semanas de festejos y la alegría de todo un club, inolvidable

Los Tordos campeón 2004
Los Tordos campeón 2014

Torneos ganados, perdidos, glorias alcanzadas, jugadores ilustres, otros un poco menos conocidos, el penta campeonato de la década de 2000, giras históricas, sus camadas históricas, la 46, la 65, la 74, tristezas, proyectos, almuerzos interminables, las madres, hermanas, novias y esposas, crecimiento institucional, las pérdidas, pioneros en el rugby femenino, los cuadros de la cantina, pero siempre la familia y los amigos, eso es Los Tordos, un estilo de vida.

¿Qué opinas?

52 points
Upvote Downvote

Total votes: 62

Upvotes: 57

Upvotes percentage: 91.935484%

Downvotes: 5

Downvotes percentage: 8.064516%