Lucas Borges, el Puma de bronce que busca a los futuros Pumitas

Dice la canción que 20 años no es nada pero en el caso de Lucas Borges pasaron un montón de cosas. Hace dos décadas era un promisorio integrante de Los Pumitas que jugaron el Mundial en Gales 1999 (el primero reconocido por la entonces IRB) y hoy es el head coach del seleccionado nacional juvenil de menores de 18 años, un equipo que ya piensa en la temporada 2020.

Borges dirigió al equipo que ganó el oro olímpico juvenil en 2018.

“Estamos en la primera etapa de preselección de lo que es el seleccionado de menores de 18 años. Terminó el proceso anterior con el torneo que jugamos en Sudáfrica, en agosto, con los chicos nacidos en el 2001 y ahora arrancamos con los jugadores del 2002 y 2003, sobre todo los 2002. En el grupo anterior había 3 o 4 nacidos en el 2002 pero ahora arrancamos el nuevo proceso en los que serán la mayoría los chicos que hoy son M17″, contó el ex wing de Pucará a Rugby.com.ar.

Hicimos trials regionales en el NOA, el Litoral, el Oeste y después, a partir de lo que veamos, empezaremos las concentraciones nacionales, con los más destacados, y siempre seguimos viendo jugadores”, dijo Borges quien entre 2004 y 2011 jugó profesionalmente en Stade Francais, Dax y Albi, de Francia, y Benetton Treviso de Italia.

“La mayoría de estos jugadores están en los Centros de Rugby de cada provincia o directamente en los clubes, muy pocos están en las Academias. A partir de estos trials quizás se empiezan a reacomodar para empezar a entrenarse en las Academias”, expresó.

Lucas Borges en Los Pumas

Conocedor del rugby internacional, Borges explicó como encara la búsqueda de jugadores para alimentar a los seleccionados de la UAR: “Se busca un perfil completo por puesto. Son camadas y uno tiene que ser amplio en la búsqueda. Quizás hoy un chico no está técnicamente muy bien formado pero físicamente tiene potencial. El físico no es una limitación, para nada. Hemos convocado jugadores físicamente chicos, por decirlo de alguna manera, para lo que es el nivel internacional y hoy son jugadores que están aptos para jugar. No nos limitamos. Después el proceso determinará si puede quedar en el sistema o no. Obviamente el jugador que físicamente tiene más aptitudes siempre tiene más posibilidades“.

Los Pumitas M18 ganaron el Sudamericano, en Uruguay, en 2019.

Tal como él señaló, el ciclo anual de Los Pumitas M18 culminó en agosto y Borges, quien compartió la conducción con el tucumano Álvaro Galindo, hizo su balance: “Fue un proceso muy bueno, arrancó un poco más tarde que éste pero la verdad es que tuvimos el Sudamericano en Uruguay, en el que nos fue muy bien, y una gira a Sudáfrica en la que todos vivieron por primera vez un torneo internacional jugando contra rivales de primer nivel como Sudáfrica e Inglaterra. Tuvimos buenos resultados, le ganamos a Inglaterra y a uno de los equipos que presentó Sudáfrica. Pero más allá de ganar o perder, que no es el objetivo principal de este seleccionado, los chicos se empezaron a dar cuenta lo que es competir en el contexto internacional y todo lo que demanda“.

El triunfo de Los Pumitas M18 ante Inglaterra

“Uno de los principales objetivos es buscar jugadores para que el proceso del M20 tenga ese trabajo de búsqueda más hecho y ellos se ocupen más que nada en la formación del equipo. Por eso cuanto más temprano se detectan los jugadores siempre es mejor para su evolución”

https://www.instagram.com/p/B08kpGqpXIz/

Aunque está en sus primeros pasos como entrenador, Lucas tuvo una experiencia muy valiosa con el equipo de seven que terminó ganando la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018, un grupo de jugadores que ya despunta en Los Pumitas M20, Los Pumas 7 y Jaguares: “Es una satisfacción personal identificarlos, conocerlos desde muy chicos, conocer su perfil y ver como han ido evolucionando para conseguir todo lo que están logrando. Es lindo verlos crecer“, asumió.

https://www.instagram.com/p/Bo9909cHvDd/

Respecto a la temporada que se está iniciando para el M18 nacional comentó: “El formato es muy parecido al de este año, es como que gira la rueda. Tenemos el Sudamericano y nos volvieron a invitar a Sudáfrica. Ellos estaban muy contentos con el equipo, más allá de los resultados el equipo estuvo muy a nivel, se comportó muy bien dentro y fuera de la cancha y nos ratificaron la invitación. La verdad es que es un torneo bárbaro, muy importante, con equipos como Inglaterra, Gales y Francia, así es que estuvo muy bueno”.

Los comienzos de Borges en el staff de la UAR fueron en el seven, sobre todo con el extenso proceso que culminó en Buenos Aires 2018. Sin embargo la detección de jugadores apunta prioritariamente al rugby de quince: “El seven juvenil no tiene un cronograma de competencia más allá de algún torneo y de los Juegos Olímpicos de la Juventud que son cada cuatro años. Pero al ver jugadores, aunque sea para el rugby de quince, uno va viendo también a los que tienen más perfil para seven, pero el objetivo de la búsqueda, hoy en día, es para el rugby de quince“.

Lucas Borges fue uno de Los Pumas de bronce del Mundial 2007.

Mundialista con Los Pumas en 2007 y 2011, el ex wing de 39 años puso el acento en la importancia de la preparación física de los jóvenes: “Yo creo que los jugadores vienen mejor preparados que hace unos años y están más preocupados en estar bien físicamente y uno como entrenador va viendo que el tema físico es muy importante, en cualquier nivel, y tenés que equipararlo. En los backs te diría que, por lo general, estamos más equiparados con el nivel internacional y en algunos puestos nuestra raza, que es un poco más chica que otras, nos lleva a buscar jugadores de mayor contextura para que puedan competir, más que nada en los forwards. En el último año, en general, tuvimos jugadores grandes y no tuvimos grandes problemas, pero hay que buscarlos“.